Violencia

Otra historia de violencia

El tratamiento que algunos medios de comunicación han dado a la noticia de la carta amenazante a la ministra Reyes Maroto ha sobrepasado límites que ya creíamos superados hace tiempo. Nos hubiera gustado que este texto se quedara obsoleto  y no tener que volver a recordarlo.

Pero no, envalentonados por el sensacionalismo y subiéndose al carro de la más indignante simplicidad argumental, estos medios se han saltado sus libros de estilo y la ética de la profesión. Cebándose en una etiqueta diagnóstica para caracterizar al remitente de la carta, han vuelto a reverdecer los clichés más vejatorios e insultantes.

No hay ningun interés periodistico que lo justifique y la noticia se podría haber tratado de otra manera

Nuestra repulsa va más allá de nuestra condición de profesionales de la Salud Mental. Como ciudadanas y ciudadanos entendemos que las víctimas de este atropello no son solo las personas diagnosticadas. También lo son el periodismo honesto y la deliberación política respetuosa.

https://twitter.com/AENSaludMental/status/1386808758668517383?s=19

https://twitter.com/AENSaludMental/status/1386740331811643392?s=19